Blog

Acerca de las cerraduras de la marca Scanavini

Muy fuerte están pegando en todo el mundo las cerraduras de la marca chilena Scanavini, que se encuentra en continúa crecimiento merced a las importantes inversiones que está realizando. Sus ventas siguen creciendo y sus productos siguen perfeccionándose cada vez más.

Recorrido de Scanavini.

Con más de cincuenta años a sus espaldas, la marca Scanavini tiene detrás un largo recorrido. Fundada por inmigrantes italianos, la empresa se centró en investigar y fabricar cerraduras y piezas para puertas desde un primer momento, con las vistas puestas en proteger a las personas en sus propiedades.

Con sede actual en Santiago de Chile, la empresa sigue teniendo su principal mercado dentro del país latinoamericano (allí es la número uno en ventas y se encuentra en buena parte de las viviendas de los chilenos), aunque sigue expandiéndose por todo el mundo gracias a precios competitivos y a productos de calidad (estas son dos de las claves de la compañía).

Scanavini y sus cerraduras de sobreponer.

Las cerraduras de sobreponer son unos de los modelos más vendidos por Scanavini, ya que están en el mercado a uno precios y óptimos y son capaces de ofrecer una alta seguridad. Dentro de este tipo de cerraduras tenemos que distinguir entre dos clases:

Cerraduras mecánicas de sobreponer de Scanavini.

Ofrece diversas opciones, como la 2001, la 2004, la 2070, la 2090 o la 1004, que es la más sencilla. La 2094, por su parte, posee un cilindro exterior que permite abrir la puerta con llave desde el exterior, además de un seguro interior que evita que entren desde el exterior personas ajenas a la propiedad; además tiene un cerrojo de doble vuelta para la llave y de doble enganche, por lo que se trata de un buen modelo de Scanavini.

Cerraduras eléctricas de sobreponer de Scanavini.

Modelos como el 2050 o el 2055 son de los más populares, ya que disponen de una llave tradicional de un mando a distancia muy manejable que opera mediante impulsos electrónicos. Por su parte, el modelo 2150 es muy recomendable, pues tiene cerrojo de tres pitones, sistema de seguridad y cilindro a ambos lados.

Scanavini y sus cerraduras de embutir.

Modelos como el 1040, el 1056 el 1080, el 1090 o el 4174, por nombrar algunos, son de los más conocidos. EL 4174, por ejemplo, posee un backset de sesenta milímetros, un seguro interior, un cerrojo de dos pistones, un cilindro exterior y una llave con una vuelta.

Scanavini y sus cerrojos de seguridad.

Aunque no sea uno de sus productos más brillantes, Scanavini también apuesta por los cerrojos de seguridad, fabricados en una alta calidad. Tiene modelos como el 4004, muy sencillo; el 4070; y el 4074, muy completo, ya que cuenta con un backset de sesenta milímetros, con un cerrojo de un pitón, con tres llaves, con un seguro interior y con un cilindro exterior (este modelo puede adquirirse además en diferentes colores, lo que da varias opciones estéticas en la casa).

Scanavini y sus cerraduras electromagnéticas.

Scanavini tiene en el mercado diferentes modelos de cerraduras electromagnéticas. Destacan modelos como el CEM22016 o el CEM22021E555, que están gozando de gran aceptación entre los clientes. Se trata de cerraduras que carecen de desgaste mecánico, que son muy silenciosas, que cuentan con alta resistencia a la tracción y que consumen muy poco. Su fuerza de retención llega hasta los mil quinientos kilogramos.

¿Las cerraduras Scanavini se pueden encontrar en España?

Aunque no todos los cerrajeros intervienen con estas marcas, sí pueden comprarse en nuestro país, de manera que sea el usuario quien las adquiere para la posterior instalación. En España hay multitud de marcas, lo que hace que Scanavini no haya penetrado con tanta fuerza aún; no obstante, si usted desea instalar una cerradura de esta marca, puede buscarla, comprarla y pedirle a un cerrajero profesional, que sepa cómo trabajar con esta marca, que se la coloque.

¿Cuánto costaría afrontar un cambio de cerraduras?

El cerrajero de https://www.cerrajerosaldaia.net al que se contrate y el modelo por el que se opte determinarán el precio final de un cambio de cerradura. Más abajo nos referiremos a precios aproximados.

El precio de cambiar de cerradura.

Entre unos ochenta y unos cien euros puede andar el coste de cambiar una cerradura sencilla. Si se elige una cerradura de gran seguridad, la cifra se elevaría hasta los doscientos euros; hasta los trescientos euros llegaría la sustitución de cerraduras en puertas acorazadas o blindadas, ya que son puertas más complicadas en las que el cerrajero invertirá más tiempo.

El gasto total para el cliente dependerá de la suma de lo que cueste la propia cerradura y el servicio que preste el cerrajero; por ejemplo, los cerrajeros de urgencia las 24 horas cobrarán más por su intervención. Comparar entre distintas empresas de cerrajería y distintos cerrajeros puede ser ideal para tratar de ahorrar, siempre teniendo en cuenta que hay que huir de cerrajeros falsos (pueden realizar una instalación defectuosa y pueden cobrar en exceso además). No obstante, en torno a los 90 euros suele andar la media de dinero que ha de invertirse en una operación de cambio de cerradura.

¿En qué momento se debe cambiar una cerradura?

Cada pocos años se debería cambiar una cerradura, ya que así impediríamos que quedara desfasada y debilitada, con lo que los ladrones lo tendrían más difícil. Tener instaladas cerraduras con más de cinco años es totalmente desaconsejable; las cerraduras viejas son mucho más vulnerables ante la acción ajena.

Será obligatorio afrontar la sustitución cuando la cerradura tenga unos años y empiece a presentar problemas; es mejor cambiarla nada más comience a cerrar o a abrir con dificultades y atascos, porque esperar a que el mecanismo deje de maniobrar correctamente sería totalmente desaconsejable (un día podrías quedarte encerrado o atrapado, y los gastos serían mucho mayores.

Resulta vital sustituir la cerradura cuando las llaves se hayan perdido o cuando hayan sido robadas, pues nunca se sabe a qué manos han podido ir a parar; el ladrón puede aprovechar la coyuntura para entrar con comodidad en la propiedad. Por eso, avisar cuanto antes a un cerrajero sería lo idóneo cuando un miembro de la familia ha extraviado las llaves o, sobre todo, cuando se ha producido un hurto de dichas llaves.

¿Se hace cargo el seguro del gasto de cambiar la cerradura?

Si se tiene contratada esta póliza, sí; pero no todos los seguros cubrirán estos gastos. Además, la aseguradora no dará una cobertura al cliente a la ligera, sino que tendrá que corroborar que se han perdido las llaves y que se ha producido un robo de las mismas. Hay seguros que cubren únicamente este gasto en el caso de que las llaves hayan sido robadas, por lo que sería conveniente interponer la pertinente denuncia en ese caso para poder tener un comprobante.

Se abren dos opciones en este escenario. La primera alternativa es esperar a que el seguro envíe a su propio operario contratado, quien suele tardar en llegar a la casa; tendríamos asegurado el ahorro de dinero. La segunda opción es avisar a un cerrajero de urgencia para que afronte el cambio de cerradura, por lo que, aunque sea algo más seguro (la casa quedaría protegida con inmediatez), habría que abonar el pago con antelación, existiendo el miedo en el usuario de que la aseguradora presentase pegas a posteriori a la hora de pagar. En cualquier caso, el seguro facilitará la instalación de una cerradura similar a la que había anteriormente, y nunca de más calidad.