Acerca de las cerraduras de la marca Scanavini

Muy fuerte están pegando en todo el mundo las cerraduras de la marca chilena Scanavini, que se encuentra en continúa crecimiento merced a las importantes inversiones que está realizando. Sus ventas siguen creciendo y sus productos siguen perfeccionándose cada vez más.

Recorrido de Scanavini.

Con más de cincuenta años a sus espaldas, la marca Scanavini tiene detrás un largo recorrido. Fundada por inmigrantes italianos, la empresa se centró en investigar y fabricar cerraduras y piezas para puertas desde un primer momento, con las vistas puestas en proteger a las personas en sus propiedades.

Con sede actual en Santiago de Chile, la empresa sigue teniendo su principal mercado dentro del país latinoamericano (allí es la número uno en ventas y se encuentra en buena parte de las viviendas de los chilenos), aunque sigue expandiéndose por todo el mundo gracias a precios competitivos y a productos de calidad (estas son dos de las claves de la compañía).

Scanavini y sus cerraduras de sobreponer.

Las cerraduras de sobreponer son unos de los modelos más vendidos por Scanavini, ya que están en el mercado a uno precios y óptimos y son capaces de ofrecer una alta seguridad. Dentro de este tipo de cerraduras tenemos que distinguir entre dos clases:

Cerraduras mecánicas de sobreponer de Scanavini. Ofrece diversas opciones, como la 2001, la 2004, la 2070, la 2090 o la 1004, que es la más sencilla. La 2094, por su parte, posee un cilindro exterior que permite abrir la puerta con llave desde el exterior, además de un seguro interior que evita que entren desde el exterior personas ajenas a la propiedad; además tiene un cerrojo de doble vuelta para la llave y de doble enganche, por lo que se trata de un buen modelo de Scanavini.

Cerraduras eléctricas de sobreponer de Scanavini. Modelos como el 2050 o el 2055 son de los más populares, ya que disponen de una llave tradicional de un mando a distancia muy manejable que opera mediante impulsos electrónicos. Por su parte, el modelo 2150 es muy recomendable, pues tiene cerrojo de tres pitones, sistema de seguridad y cilindro a ambos lados.

Scanavini y sus cerraduras de embutir.

Modelos como el 1040, el 1056 el 1080, el 1090 o el 4174, por nombrar algunos, son de los más conocidos. EL 4174, por ejemplo, posee un backset de sesenta milímetros, un seguro interior, un cerrojo de dos pistones, un cilindro exterior y una llave con una vuelta.

Scanavini y sus cerrojos de seguridad.

Aunque no sea uno de sus productos más brillantes, Scanavini también apuesta por los cerrojos de seguridad, fabricados en una alta calidad. Tiene modelos como el 4004, muy sencillo; el 4070; y el 4074, muy completo, ya que cuenta con un backset de sesenta milímetros, con un cerrojo de un pitón, con tres llaves, con un seguro interior y con un cilindro exterior (este modelo puede adquirirse además en diferentes colores, lo que da varias opciones estéticas en la casa).

Scanavini y sus cerraduras electromagnéticas.

Scanavini tiene en el mercado diferentes modelos de cerraduras electromagnéticas. Destacan modelos como el CEM22016 o el CEM22021E555, que están gozando de gran aceptación entre los clientes. Se trata de cerraduras que carecen de desgaste mecánico, que son muy silenciosas, que cuentan con alta resistencia a la tracción y que consumen muy poco. Su fuerza de retención llega hasta los mil quinientos kilogramos.

¿Las cerraduras Scanavini se pueden encontrar en España?

Aunque no todos los cerrajeros intervienen con estas marcas, sí pueden comprarse en nuestro país, de manera que sea el usuario quien las adquiere para la posterior instalación. En España hay multitud de marcas, lo que hace que Scanavini no haya penetrado con tanta fuerza aún; no obstante, si usted desea instalar una cerradura de esta marca, puede buscarla, comprarla y pedirle a un cerrajero profesional, que sepa cómo trabajar con esta marca, que se la coloque.