¿Cómo evitar que la cerradura se atasque?

Desde cerrajeros Alicante sabemos que una cerradura se atasque es un fastidio, qué duda cabe. De hecho, se trata de uno de los problemas más comunes en cerrajería y, como es bien sabido, lo molesto es que por culpa de ello no podemos abrir una cerradura.

En este artículo te damos algunos consejos para que la cerradura no llegue a atascarse, de modo preventivo. De no realizar un buen uso y mantenimiento, el desenlace está escrito: tarde o temprano se atascará y tendrás que llamar a un cerrajero en caso de no poder solucionarlo por ti mismo, algo muy habitual, por otra parte.

Para empezar, digamos algo claramente: todas las cerraduras pueden atascarse. Eso sí, si queremos reducir la probabilidad de que ocurra, tengamos en cuenta las siguientes recomendaciones.

En principio, cerraduras poco usadas se atascan más fácilmente. No es una norma, pero es lo que suele ocurrir, por ejemplo una segunda vivienda, despensa o trasteros. El motivo es sencillo: al usarse menos es más propensa a atascarse.

Una vez dicho esto, veamos algunos consejos para evitarlo:

Engrasar cerraduras y llaves

Que una cerradura esté bien engrasada es importante, pero sobre todo lo será cuando ésta empiece a dar síntomas de atascamiento. Por lo tanto, quedémonos con la idea de que es esencial engrasar las cerraduras y las llaves de forma adecuada.

Ello significa, fundamentalmente, que si engrasas la cerradura a tiempo, ésta volverá a funcionar de manera correcta, con lo que alejamos el fantasma de los posibles problemas.

A la hora de engrasar tengamos en cuenta que podemos lograr buenos resultados de un modo muy sencillo: tomaremos un pincel untado con un poco de aceite y lo aplicaremos en los puntos de contacto. Una vez aplicado, introduciremos la llave y moveremos un poco la cerradura con el fin de que el aceite engrase todas sus partes.

Otra opción, sin utilizar aceite, es engrasar recurriendo a aerosoles o grafito, si bien su aplicación debe hacerse de forma meticulosa, siguiendo las instrucciones con cuidado para evitar problemas.

Usar parafina

El uso de parafina y agua caliente es otra  posibilidad, capaz de solucionar incluso los problemas más graves de atasco en la cerradura. Primero introducimos la llave en agua caliente y luego en parafina, únicamente en la parte de contacto de la cerradura. Será entonces cuando la introduzcamos para aprovechar su poder lubricante. Normalmente, basta con ello para que la cerradura vuelva a funcionar cuando se atasca.

Utilizar minas de lápiz

Si el atasco no es muy grave, las minas de lápiz son una posibilidad que puede sacarte del problema del modo más sencillo. Para lograrlo, hay que pintar los dientes de la llave de forma que queden tiznados y luego meter la llave en la cerradura para que actúe como lubricante y ayude a desatascarla.

Extraer la cerradura de la puerta

Si nos encontramos ante un problema de atasco, podemos caer en la tentación de quitar la cerradura, pero a su vez creamos un problema evidente de inseguridad que hay que evitar a toda costa. No hay que explicar nada al respecto, puesto que es más que obvio que cualquier persona podrá entrar en la vivienda si no tenemos cerradura, por lo que, salvo excepciones que lo justifiquen, no se debe hacer.

Llamar al cerrajero para reparar la cerradura

Si hemos probado soluciones como las anteriores, salvo quitar la cerradura, y nada funciona o, simplemente, si nos vemos incapaces de hacer nada por la circunstancia que sea, la solución podría ser llamar al cerrajero.

Si no hay otra opción, llamar a un profesional es la mejor solución, incluso la única en muchos casos. No caigas en el error de llamar a un cerrajero barato de mala calidad, un binomio que suele ir unido. Te aconsejamos llamar a un buen cerrajero y pedir presupuesto, teniendo presente que normalmente los buenos cerrajeros suelen hacer el trabajo antes y cobrar menos.

Distinción el bombillo antibumping

Es importante asegurarse de si la cerradura cuenta o no con sistema antibumping; no hay que olvidar que el bumping es el método más empleados por los ladrones para forzar las puertas de las viviendas, de ahí que cada vez más personas se preocupen de protegerse ante esta amenaza.

¿Pueden copiarse fácilmente las llaves?

Aunque pueda parecer positivo el hecho de copiar las llaves fácilmente en una ferretería, muchas veces los ladrones se valen de este mismo procedimiento por vías inimaginables, lo que les permite entrar luego con comodidad y sigilo en las casas que quieran. Lo conveniente es que la copia de las llaves no sea fácil, algo que habrá que tener en cuenta a la hora de comprar un cilindro antibumping.

Y es que hay que impedir que las llaves puedan copiarse en cualquier parte, porque esto se lo pondría muy difícil a los avispados ladrones. Tener conocimientos sobre el mundo de la cerrajería será importante para acertar en la compra de una buena cerradura antibumping, ya que así no se adquirirá un producto que en realidad no es seguro; hacerse con una cerradura que sea protectora a largo plazo es lo que hace que merezca la pena afrontar una inversión en cerraduras.

¿Qué cerradura antibumping se debe adquirir?

Lo primero es apostar por un cambio de cerraduras cuando el anterior sistema de cierre se encuentre obsoleto y falto de garantías de protección. Prestar atención al número de pitones es importante a la hora de comprar una buena cerradura antibumping; los modelos más simples se moverán en un pitón, mientras que los más seguros llegarán hasta los ocho pitones. Las cerraduras antibumping son seguras, no confíe en los vídeos que circulan por Internet en los que se ve cómo se abren cerraduras con estos sistemas, porque son mentira. Aunque existen muchos más métodos para que los ladrones puedan entrar, evitar el bumping es un primer paso muy importante.

¿De qué modo se sabe si una cerradura es antibumping?

Lo mejor es buscar y obtener toda la información posible sobre el modelo de la cerradura; bastará con rastrear en Internet acerca del modelo para comprobar si es antibumping o no. La instalación de un buen escudo para cerradura también ofrecerá protección complementaria a los sistemas antibumping, ya que al ladrón le gusta trabajar con diligencia y no andar superando las distintas trabas que el usuario le vaya planteando.

¿Qué bombillo antibumping adquirir?

Aunque adquirir un bombillo antibumping pueda parecer una maniobra segura, que lo es, lo más recomendable sería comprar una cerradura completa que posea sistemas anti rotura, anti extracción, anti ganzúa, anti apalancamiento, anti taladro y antibumping. Esto será lo mejor para ponérselo difícil a los ladrones. Optar por las mejores marcas del mercado también será una apuesta sobre seguro para la protección de la vivienda.

Precio de un bombillo antibumping.

El precio dependerá del nivel de seguridad que andemos buscando, así como de la marca y del modelo. Lo más recomendable sería no quedarse a medias, adquirir un modelo completo que ahuyentase a los ladrones que vieran puntos débiles en la cerradura. No obstante, hay bombillos antibumping muy sencillos por unos 30 euros. Los de calidad de verdad pueden encontrarse en el mercado por más de 200 euros, pues incluirán sistemas de seguridad más completos. El precio final también dependerá del bombín y de si la instalación la va a realizar el propio usuario o un profesional cualificado.

No hay que obviar que una simple cerradura antibumping no garantizará la seguridad, pues, si el ladrón se percata, optará por otros medios para abrir la puerta de una casa. A veces hay que valorar si merece la pena gastarse un poco más y estar seguro. De todos modos, comparar modelos y consultar con profesionales y expertos siempre será positivo. Quizá la marca Fac sea una opción que no deja de ser interesante.

Cerraduras para proteger el portal de una comunidad de propietarios

Impedir que las personas que sean ajenas a una comunidad de vecinos puedan entrar en el bloque es importante. Para ello hará falta instalar una cerradura segura en el portal de entrada con los mejores https://www.cerrajerosaldaia.es, de manera que los ladrones no puedan acceder al recinto. Será el presidente de la comunidad el que tendrá que valorar las opciones que le ofrece el mercado.

Qué cerradura se debe colocar en el portal de la comunidad.

Lo fundamental es saber bien qué tipo de protección se le quiere dar al portal y con qué clase de presupuestos se cuenta para afrontar el cambio de cerraduras. Sustituir las cerraduras cada año es importante, porque así los ladrones no podrán hacerse con la llave del portal e inquilinos del pasado no podrán acceder al bloque con dudosas intenciones.

Lo primordial es instalar en el portal cerraduras de alta calidad que garanticen la protección de todos los propietarios, aunque ello implique que haya que gastar más dinero del deseado; si la cerradura es sencilla y tradicional, los ladrones podrán entrar con facilidad, algo que no harán si la cerradura es buena y de calidad. Colocar cerraduras con sistema antibumping, anti resbalón y anti apalancamiento es recomendable. A continuación nos centraremos en dos tipos de cerraduras a tener en cuenta:

Las cerraduras electromecánicas.

Se colocan sobrepuestas a las puertas (sobre todo, a las puertas metálicas o de madera, que gozan de más espacio). Hay muchos modelos de cerraduras electromecánicas entre los que elegir, las Dorcas, Cisa o Yale son algunas de las marcas que más seguridad y garantías (hay que revisar muy bien la garantía, pues puede usarse a la postre) podrán ofrecer.

Las cerraduras embutidas.

Son más modernas y deben ser colocadas por profesionales, ya que el más mínimo fallo hará inútil todo el mecanismo. No obstante, se trata de cerraduras resistentes, fuertes, elegantes y capaces de ofrecer gran protección. Pueden pasar desapercibidas para los inquilinos, que, a menos que tengan que cambiar de llave, apenas notarán el cambio. Algunos modelos son automatizados, lo que impide que la puerta quede abierta para personas ajenas a la propiedad. Una buena opción para portales de comunidades de vecinos podría ser el modelo Yale 805E, que tiene el respaldo de una gran marca detrás y que es idóneo para puertas con porteros automáticos.

¿Pueden cerrarse con llaves las cerraduras de los portales de comunidad?

Las comunidades de vecinos suelen usar portales automáticos, por lo que la puerta se cierre sola cuando un inquilino sale. Para evitar que los ladrones usen la técnica del resbalón, es conveniente que desde fuera se abra con llave, mientras que baste con pulsar un botón o timbre para poder salir desde el exterior. Estos son sistemas seguros y cómodos, aunque no a todos los vecinos les convencen. Es vital que haya un buen cierrapuertas que no eche al traste todas las medidas de control.

Las cerraduras del futuro, en los portales de comunidad de vecinos.

Para que las copias de las llaves del bloque no anden circulando de manera incontrolada y peligrosa, muchas comunidades de vecinos se están lanzando a instalar cerraduras inteligentes, de manera que sólo las personas autorizadas tengan acceso al recinto. Esto evitará estar continuamente cambiando de cerradura. A continuación veremos las ventajas de esta apuesta por sistemas de cierre del futuro:

Controlan la entrada de usuarios.

La copia descontrolada de llaves llega a su fin, por lo que sólo podrán acceder las personas que habiten en el bloque de vecino; cada llave pasa a disponer de un código que, a su vez, está asociado a un propietario determinado. El número de llaves está así siempre bajo control. Cuando acuda a una casa del bloque un vecino o un amigo, tendrá que abrirle el propietario, lo que genera más seguridad.

Regulan la entrada de usuarios.

Se impide que una llave pueda usarse sin control. Y es que las cerraduras del futuro dejarán entrar a unas personas durante todo el día y a otras sólo durante unas horas concretas (así, por ejemplo, se puede programar el horario en el que va a usar la llave alguien de la limpieza).

Este modelo favorece además la lucha contra los deudores y morosos, ya que una cerradura digital podría prohibir el paso a determinados servicios de la comunidad a gente que no esté al día con los pagos.

¿Qué cerradura se abre más fácil de todas?

La respuesta no es sencilla, pues existen muchos modelos que podrían ser abiertos con facilidad por ladrones y cerrajeros. Lo que sí está claro es que las cerraduras viejas y con muchos años a sus espaldas son del todo fáciles de abrir, por lo que siempre es conveniente remozarlas.

La vulnerabilidad de las cerraduras sin sistema antibumping.

Las cerraduras que carecen de antibumping pueden ser abiertas con facilidad por los ladrones, quienes sabrán cómo forzarlas; por lo general, las cerraduras más antiguas carecen de este sistema protector, lo que las hace aún más vulnerables. Y es que el bumping es una técnica sencilla en la que el chorizo se valdrá de una llave manipulada parar abrir la puerta de una propiedad introduciéndola en la ranura de la cerradura (a través de golpecitos con martillo, encajarán los pitones y el engranaje girará, por lo que se producirá la apertura). Aunque es una técnica que precisa de conocimientos complejos por parte del ladrón, su aplicación es muy efectiva, de ahí que los mecanismos antibumping sean tan vitales.

De qué manera reducir el riesgo de sufrir bumping.

Para reducir el riesgo de que un ladrón abra las puertas de su casa, sería conveniente poner en marcha un par de medidas: lo primero es instalar un escudo protector que cerque la cerradura, de manera que el ladrón no podrá obtener información acerca de la marca de la cerradura (cada marca precisa de una llave determinada que agiliza el proceso de apertura por parte del ladrón mediante el bumping); lo segundo es colocar u bombillo antibumping en el lugar del bombillo simple que había colocado anteriormente, pues el acero que tienen estos sistemas en su interior impedirá que el ladrón pueda aplicar el bumping con las llaves.

La recomendación de cerrar siempre con llave.

Independientemente del tipo de cerradura que se tenga instalada en una puerta, es vital cerrar con llave al salir. Abandonar la casa sin haber cerrado con llave es ponérselo en bandeja a los ladrones, quienes abrirán con facilidad hasta la cerradura más compleja o dificultosa. La técnica del resbalón, consistente en meter entre la cerradura y la puerta un plástico con dureza y flexibilidad, puede valerles a los ladrones incluso para lograr su propósito con facilidad.

¿Qué se puede hacer ante una cerradura fácil de abrir en casa?

Lo más recomendable sería cambiar la cerradura, pues quizá carece de los sistemas protectores que han ido implementándose en los últimos años. Lo primero será proceder al cambio de cilindro. Sustituir la cerradura vieja por una más segura sería lo idóneo; los modelos que cuentan con sistema antibumping y anti palanca aportarán gran protección. Aunque no existe la cerradura segura al cien por cien, sí que existen maneras de ponérselo difícil a los ladrones, por lo que realizar una inversión en cambio de cilindros (son muy baratos además) y de cerraduras puede suponer un ahorro a largo plazo.